Mercado Bursátil

En el año 2017 el mercado bursátil peruano –en términos de liquidez– continuó el proceso de recuperación iniciado el año anterior, y registró un significativo incremento en el número de transacciones realizadas, acompañado por un notable aumento del importe transado impulsado por algunas operaciones especiales. Por el lado de los precios y rendimientos, los índices principales S&P/BVL presentaron retornos satisfactorios, superiores a los obtenidos en años anteriores.

Durante la mayor parte del primer semestre del 2017, el índice S&P/BVL Perú Select presentó una trayectoria lateral con ligeras alzas como la registrada en enero, sustentada en el incremento del precio de los metales. Asimismo, en el primer mes, se realizaron tres operaciones con acciones del Banco de Crédito (CREDITC1), que en conjunto sumaron 635’971,179 acciones –cifra equivalente al 9% de su capital social–, por un monto de 3,506 millones de soles (17% del monto anual de renta variable).

En febrero, los índices referenciales de la BVL fueron afectados por las denuncias de corrupción por parte de la empresa Odebrecht, lo que se reflejó en el desempeño de las acciones de la empresa Graña y Montero (vinculada a la empresa brasileña en importantes proyectos de infraestructura), y originó un fuerte desplome de las cotizaciones de las acciones GRAMONC1 los días 24 (-33.3%) y 27 (-25.9%). Este inesperado evento alejó a la BVL de la tendencia alcista que predominaba en los mercados del exterior, donde las expectativas eran favorables a consecuencia del discurso del presidente Trump ante el Congreso de los Estados Unidos.

Al desplome del precio de Graña y Montero se adicionó una caída de los metales, lo que llevó a que el Perú Select tocará su nivel más bajo del año el 14 de marzo. Posteriormente, luego de una leve recuperación, el mercado ingresó a una etapa de estabilidad hasta mediados del mes de junio, aunque la característica principal de este periodo fue la apatía de los inversionistas, reflejada en el bajo número de operaciones.

Sin embargo, a partir del 21 de junio, la BVL ingresó a una etapa de auge, en la cual paulatinamente fueron ascendiendo las cotizaciones y el número de negocios, en medio de un sostenido repunte de los precios internacionales de los metales, apoyado por un sinnúmero de datos macroeconómicos positivos provenientes de Asia, Europa y Norteamérica, que fueron el respaldo adecuado para el desenvolvimiento de este rally.

Si bien este impulso de la BVL fue favorecido adicionalmente por una mayor tolerancia al riesgo, que se dio de manera generalizada en casi todos los mercados bursátiles, también supo imponerse a algunos eventos negativos como las tensiones geopolíticas entre Corea del Norte y EE. UU. (agosto-setiembre), así como a un nuevo desplome de la acción Graña y Montero en el mes de noviembre. Cabe destacar que en el mes de octubre se realizaron operaciones especiales con las acciones ENGEPEC1 y ENDISPC1, que en conjunto sumaron 3,130 millones de soles, mientras que en noviembre se produjo la adquisición de un paquete de acciones de Volcan B (por parte de Glencore), operación que movilizó 2,376 millones de soles.

Como consecuencia de este comportamiento, los índices S&P/BVL Perú Select y Perú General cerraron el año con un rendimiento anual de 26.59% y 28.31%, respectivamente. En el caso del Lima 25, la ganancia fue mayor: 30.49%, mientras que el índice de acciones con buen gobierno corporativo (IBGC) rindió 22.30%. Con este resultado, el Perú Select ha generado en estos dos años (2016 y 2017) una rentabilidad acumulada de 107.6%.

En el análisis por sectores, se advierte que las acciones más lucrativas fueron las Mineras (+43.1%), Consumo (+32.4%), y Financieras (+31.0%). Entre los valores más representativos que sustentan esto, se puede señalar en mineras a Volcan B (VOLCABC1: +83.3%), Cerro Verde (CVERDEC1: +55.4%), Southern (SCCO: +47.3%); en consumo a Alicorp (ALICORC1: +45.2%); y en financieras a Credicorp (BAP: +31.5%).
Dentro del sector minero también contribuyeron –aunque con una baja ponderación– los rendimientos de las acciones de Panoro (PML +131.9%) y Candente (DNT + 50.7%), reflejándose este comportamiento con mayor nitidez en el subsector Juniors, cuyo rendimiento alcanzó un 56.2%. Por el contrario, el único sector que registró pérdidas fue el de Servicios Públicos con una caída 13.9%, presionado por el descenso de 21.7% de ENGEPEC1 (antes EDEGELC1).
Este incremento de las cotizaciones hizo ascender a la Capitalización Bursátil en 30.9%, con lo que alcanzó al cierre del año la suma de 162,354.8 millones de dólares. Como es habitual, el sector con mayor valor de mercado fue el minero, el cual representó el 40.2% del total. A nivel de empresa, las compañías de mayor capitalización fueron Southern Copper Corporation (42,071 millones de dólares) y Credicorp (19,632 millones de dólares).

Respecto al comportamiento de las bolsas en la región, sobresalieron los rendimientos obtenidos por Argentina (Merval +77.7%), Chile (IPSA +34.0%) y Brasil (+26.9%). En Wall Street, el Dow Jones y el S&P 500 ganaron 25.1% y 19.4%, respectivamente. En Europa, las rentabilidades fueron menores, destacando el Dax de Frankfurt (+12.5%) y el CAC-40 de París (+9.3%). En Asia, las plazas de Hong Kong y Tokio subieron 36% y 19.1%, mientras que la bolsa china de Shanghái ganó 6.6%.

En cuanto a la negociación de la BVL, el movimiento en términos monetarios ascendió a 8,943.7 millones de dólares, es decir, 96% más que el año 2016 y 2.5 veces más que en el 2015. La mayor contribución correspondió al mecanismo de renta variable (6,292.7 millones de dólares), seguido de renta fija (1,914.8 millones de dólares), operaciones de reporte (698.1 millones de dólares), y colocación primaria (38.1 millones de dólares).

Si bien se evidenció un significativo incremento en la participación de inversionistas retail en renta variable, tal como se ha reseñado, dicho impulso se debió sobre todo a la ejecución de operaciones atípicas en el mercado de renta variable, que en conjunto representaron el 43.7% del total obtenido por este mecanismo. En el mercado de renta fija fue importante la mayor negociación de letras del Tesoro, en el mercado secundario de negociación continua, mientras que las operaciones de reporte también experimentaron un sustancial incremento (+40%).

El mayor dinamismo del mercado se pudo observar con claridad en las cifras correspondientes al número de operaciones. Así, en el 2017 se realizaron 158,661 transacciones, lo que significó un crecimiento de 20.5% respecto al 2016. De este total, el 93.1% lo aportó renta variable, el 1.4% renta fija, el 5.4% operaciones de reporte y el 0.1% restante por operaciones de colocación primaria. Como en anteriores oportunidades, el valor más transado de renta variable –modalidad contado– fue la acción Volcan B con 23,360 transacciones.

En lo que se refiere al número de emisores con valores registrados en la BVL, al cierre del año 2017 este ascendió a 284 como resultado de la incorporación de 16 emisores: 10 emisores de valores de renta variable y 6 con valores de renta fija.
Entre los nuevos emisores que efectuaron la inscripción de acciones representativas del capital social figuran: Fossal S.A.A., J.P. Morgan Banco de Inversión, Liberty Seguros S.A., BNB Valores Perú S.A. S.A.B., Nisa Inmuebles S.A., Nisa Blindados S.A., Enfoca Servicios Logísticos S.A., Nisa Asset Management S.A., Nisa Malls S.A. y Tinka Resources Limited.
Por el lado de la renta fija se inscribieron en la BVL los valores de Edpyme Santander Consumo Perú S.A., Conelsur LT S.A.C., Palmas del Espino S.A., Pacífico S.A. Entidad Prestadora de Salud, Ingenieros Civiles y Contratistas Generales S.A. y Caja Municipal de Ahorro y Crédito de Arequipa S.A. En el caso de las cuatro últimas, su inscripción se produjo bajo el régimen excepcional de Ofertas Públicas Primarias dirigidas exclusivamente a Inversionistas Institucionales (Resolución de Superintendencia N° 021-2013-SMV/01). De esta manera, al cierre del año 2017, figuraba un total de 73 emisores de renta fija con un total de 257 emisiones inscritas y vigentes, de las cuales 232 correspondieron a bonos y 25 a instrumentos de corto plazo.

Asimismo, el financiamiento a través del mercado de valores alcanzó la suma de 2,207 millones de dólares, cifra mayor en 15% al resultado obtenido el año 2016. De este importe, el 93% correspondió a valores emitidos en moneda nacional y el 7% restante a emisiones en dólares americanos.

Por tipo de emisión, sobresalieron las colocaciones de bonos corporativos, con una participación del 74% en el monto colocado, seguidos por los certificados de depósito negociables (11%), bonos de arrendamiento financiero (6%), e instrumentos de corto plazo (4%). Entre las colocaciones más importantes de bonos corporativos cabe mencionar las efectuadas por Fondo MiVivienda (1,500 millones de soles), Telefónica del Perú (605 millones de soles), Hermes Transportes Blindados (400 millones de soles), y BBVA Banco Continental (350 millones de soles).

Respecto a los fondos de inversión, si bien el número de fondos con cuotas de participación inscritas se mantuvo sin variación (08), en la negociación de estos valores se registró un importante incremento, que alcanzó la suma de 42.74 millones de dólares americanos (47% más que el año 2016), resultado de la realización de un total de 352 operaciones. Destacó la negociación de las cuotas de participación de Coril Instrumentos de Corto y Mediano Plazo 1 – Fondo de Inversión (administrado por el Grupo Coril Sociedad Administradora de Fondos S.A.), cuyas transacciones alcanzaron la suma de 22.21 millones de dólares americanos.

El Mercado Alternativo de Valores (MAV) se mantuvo como una opción de financiamiento de las pequeñas y medianas empresas, aunque no se produjo el ingreso de nuevos emisores durante el 2017. En este mercado destacaron las colocaciones de instrumentos de corto plazo efectuadas por Viaconsumo (10.92 millones de soles), Electrovía (5.72 millones de soles), Gerens Escuela de Negocios y Economía (4.68 millones de soles), BPO Consulting, (4.50 millones de soles) y Agrícola Ganadera Chavín de Huántar (1.90 millones de dólares americanos); así como la emisión de bonos corporativos de A. Jaime Rojas Representaciones Generales por 2 millones de dólares americanos.

En cuanto a la inscripción de valores extranjeros bajo la modalidad de Agente Promotor, en el año 2017 se produjo la incursión de las sociedades agentes de bolsa Credicorp Capital y de BTG Pactual Perú, las cuales se sumaron a Inteligo SAB y Continental Bolsa SAB. En el caso de Credicorp, la referida sociedad agente efectuó la inscripción de los ETF (Exchange Traded Funds) Real Estate Select Sector SPDR Fund e iShares Core S&P Mid-Cap ETF, mientras que BTG Pactual efectuó la inscripción de las acciones de American Airlines Group Inc. En total se produjo la inscripción de 14 nuevos valores, correspondientes a 11 ETF y 3 acciones; de modo que al cierre del año se encontraron registrados en la BVL un total de 87 valores extranjeros (61 ETF y 26 acciones).